Enfocarte en el cliente te lleva al éxito

El principal motivo de que la mayoría de las pymes cierren en sus primeros dos años de operaciones es por no enfocarse en el cliente y enfocar el 100% de su esfuerzo en sus productos descuidando el enfoque del cliente para establecer tu estrategia de marketing y porque no toman su tiempo para definir correctamente su propuesta de valor.

Para cambiar este panorama desalentador te recomendamos tener una propuesta de valor correctamente definida, ya que esta maximiza la demanda, lo que significa que a pesar de que el mercado parezca limitado o pequeño, una propuesta de valor correctamente definida puede optimizar la oferta para que venda más.

Tener una propuesta de valor correctamente definida no significa que tengas que cambiar tus productos y servicios, significa que debes brindar el enfoque correcto al mercado adecuado, es decir, debes poder explicar claramente cuál es la transformación que las personas obtienen con tu producto o servicio.

"De manera sencilla, la propuesta de valor es saber exactamente qué vendes, a quién se lo vendes y para que te lo compran."

Para establecer de manera correcta una propuesta de valor enfocada en el cliente necesitas 3 elementos:

  1. Arquetipo de cliente
  2. Tu producto o servicio
  3. Resultado Final esperado

Arquetipo de cliente

Buyer Persona

El éxito de toda campaña de marketing depende de la comunicación y la relación que exista entre una marca y su mercado potencial. Sin embargo, en algunas ocasiones, resulta difícil para las empresas definir las características del público al que se dirigen.

En mi próximo post profundizaré en como desarrollar de manera técnica un arquetipo de cliente y como grandes empresas han determinado su arquetipo muy ligado a su marca.

Por lo pronto empecemos por definir que un arquetipo de cliente es:

"Una representación ficticia de las personas que están interesadas en la oferta de nuestra empresa y sirve para entender mejor a los clientes (actuales y potenciales)".

Producto o servicio

idea emprendimiento

Este elemento es el que comúnmente surge de una idea genial que estás convencido poder hacerla realidad y, por tanto, este elemento no lo abordaremos en este post, lo que si podemos sugerir es que un emprendimiento debe mantener el enfoque en esa idea genial y no realizar mezclas de productos que se contraponen ya que muchos emprendedores debido a su necesidad de obtener ingresos suelen hacer mezclas un poco raras y con esto no nos referimos a un negocio temático que es absolutamente viable.

Resultado final esperado

Resultado Final Esperado

Se refiere al problema que resuelve nuestro producto o servicio, debemos entender que la gente está dispuesta a pagar dinero cuando encuentran un producto o servicio que resuelve un problema que tienen y están dispuestos a pagar en función de la magnitud del problema que les resuelven.

Para poder definir el resultado final esperado podemos utilizar una sencilla técnica que nos ayuda a definir el “antes y después” de nuestro cliente ideal al experimentar nuestros productos o servicios.

 

Ahora nos queda armar  nuestra propuesta de valor y para ello te facilitamos una fórmula infalible para la implementación de una Propuesta de Valor.

Propuesta de Valor

Si crees necesitar ayuda profesional para desarrollar este tema no dudes en contactarnos y solicitar tu asesoría gratuita, estaremos gustosos de cooperar par tu crecimiento empresarial fomentando nuestra filosofía de generación de valor para el mercado